Gran parte de vehículos que llegan a nuestro taller mecánico 24 horas en Valencia lo hacen afectados por averías y problemas cuya causa última la encontramos en la forma de conducir de sus propietarios, o un despiste que han cometido… Es tal la proporción que podemos afirmar que la mayor parte de las averías de un coche, la causa última es el conductor. Incluso, aunque excluyamos del cómputo los arreglos de chapa y pintura, pese a que la mayoría de los roces y golpes estén causados por despistes.

Un ahorro mal entendido es la causa de los problemas en el aire acondicionado de muchos vehículos. Es cierto que, conectando el climatizador, la potencia de respuesta del motor puede disminuir, pero también es cierto que es el propio funcionamiento del aire acondicionado el que hace que se lubrique. Por eso es conveniente encenderlo, aunque sea en pequeños ratos, incluso durante los meses de invierno. De no hacerlo, cuando lo quieras conectar, el motor del climatizador puede decidir no arrancar.

Muchos conductores mantienen pisado el pedal del embrague esperando que el semáforo se ponga verde. En ese gesto está el origen de una de las averías más frecuentes que nos llegan a nuestro taller mecánico 24 horas en Valencia: los problemas del embrague. Al mantenerlo pisado durante largo rato, se produce una leve fricción entre sus diferentes piezas y esa fricción termina por desgastarlas de manera irregular y provocando que “rasquen” las marchas al intentar cambiarlas.

Cuando traigas tu coche a Talleres Voramar para el próximo cambio de aceite, pregúntanos y te contaremos algunas otras averías que puedes evitar solo con cambiar levemente tu forma de conducir.